Distrito atiende emergencia por vendaval en el archipiélago de San Bernardo

La emergencia dejó al menos 30 viviendas afectadas, entre isla Múcura, isla Guerra y el islote Santa Cruz

Un fuerte vendaval afectó el archipiélago de San Bernardo, específicamente en las islas Múcura, Fuerte y el islote de Santa Cruz, durante la madrugada de hoy. Una vez reportada la emergencia ante la Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo de Desastres (OAGRD), se activó una sala situacional para hacer monitoreo seguimiento y atención de los afectados.

Inicialmente con el reporte preliminar de los COMBAS que conformó la OAGRD en esta zona insular, se logró la identificación inicial de al menos 30 viviendas afectadas, principalmente por voladura de techos y cubiertas, también hay reportes de árboles caídos.

Fernando Abello, director de la OAGRD, aseguró que con Defensa Civil, Cruz Roja, Armada Nacional y el apoyo también de la Gobernación del departamento de Bolívar, se hizo el monitoreo en la sala situacional que permitió identificar la asistencia humanitaria que fue enviada hacia esa zona, a través del puerto de Coveñas, desde donde la Armada lo transportará hacia la zona insular.

«Enviamos asistencia humanitaria del Distrito, principalmente en tejas de fibrocemento, colchonetas y algunos elementos como kits de aseo y de asistencia alimentaria. Gracias al trabajo articulado con los organismos de socorro podremos realizar una caracterización completa de los afectados, nos llamó poderosamente la atención que mucha de la infraestructura afectada pertenece a locales comerciales, con ellos se hará un trabajo especial con otras dependencias del Distrito para ayudar a recuperar parte de lo perdido», dijo Abello.

Finalmente, desde la OAGRD se emitió una serie de recomendaciones para enfrentar esta temporada de lluvias, ciclones y huracanes, debido a que las condiciones meteorológicas favorecen la ocurrencia de estos fenómenos. «La principal recomendación es ajustar bien los techos y las ventanas, con llsy fuertes vientos es muy fácil que se vuele la cubierta si no está bien asegurada o si se emplean costumbres que no son favorables para la mitigación de riesgos como el poner objetos pesados sobre las tejas. Desafortunadamente es algo que apreciamos de manera muy frecuente muchos sectores de Cartagena», puntualizó.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.