En el mes de la niñez, Gestora Social del Distrito invita a #TodosAJugar

La Gestora Social del Distrito, María Angelica Klee, inició el mes de la niñez con varias actividades lúdicas y pedagógicas que invitan a compartir en familia a través de las prácticas de crianza amorosa.

Las acciones lúdicas iniciaron en el barrio El Pozón, donde a través de un Salvemos Juntos a Cartagena y en coordinación con el Plan de Emergencia Social Predo Romero, se les llevó a los niños y niñas de este sector, momentos de alegría y felicidad.

“Nuestros niños y niñas han tenido hoy la oportunidad de disfrutas todos los juegos, a través de un trabajo coordinado con la Fundación aeiotú y Fundación Hilton. Queremos que este mes, sea un mes maravilloso para todos nuestros niños y niñas y así podamos seguir salvando juntos a cartagene”, expresó la Gestora Social.

Por su parte, la Fundación aeiotú, explicó que durante el mes de la niñez focalizarán acciones de impacto hacia la primera infancia.

“Trabajaremos con la primera infancia, sobre todo con la población retornada y migrantes venezolanos que en este momento se encuentran en el territorio. A través de este proyecto vamos a potencializar sus actividades a través del juego y la exploración y poner en práctica una atención itinerante”, explicó Mairelyn Cañate, Líder de Territorio del Proyecto Hilton- aeiotú Fundación Carulla.

Mes de la niñez en Caribe Plaza

Durante el mes de la niñez, la Gestora Social también compartió momentos de alegría con los niños y niñas de Colombiaton, quienes compartieron en la Ludoteca Móvil de la Secretaría de Participación y Desarrollo Social.

Entre risas, juegos y cuentos, más de 30 niños disfrutaron de toda la oferta que Salvemos Juntos a Cartagena tiene para ellos.

Tips para una crianza amorosa desde Casa

Reconectarse con la principal tarea de la crianza que es amar.

Reconocer a las niñas, niños y adolescentes como sujetos de derechos.

Elogiar y celebrar sus pequeños y grandes logros.
Orientar y corregir con firmeza pero siempre desde un trato amoroso y respetuoso.

Educar en el diálogo y la receptividad.

Escucharlos con respeto, valorando sus ideas y puntos de vista.

Jugar con ellas y ellos permanentemente.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.