Atroz crimen de una joven de 17 años tiene en conmoción a Marialabaja

De 17 años, estudiante de décimo grado de la Institución Etnoeducativa Técnica Agropecuaria de Desarrollo Rural en Marialabaja y descrita por el rector de esa escuela como una mujer con un gran deseo de superarse a pesar de sus dificultades individuales, familiares, colectivas y de grupo.

La atroz muerte de Yolimar Beatriz Díaz Guerra tiene con dolor, rabia y consternación a los habitantes de ese municipio. La joven fue hallada degollada y con señales de abuso sexual en la mañana del sábado en una casa abandonada del barrio Buenos Aires, en las afueras de Marialabaja

Teilor Puello Castro, rector del colegio, dijo que esa institución está de luto y manifestó su repudio a este acto violento. Raquel Victoria Sierra Cassiani, alcaldesa de esa población, también rechazó este acto violento, “nunca antes visto en este municipio”, y por eso ha tomado la decisión de ofrecer una recompensa de 15 millones de pesos a quien entregue información relacionada con este hecho.

La mandataria aseguró que ya la Policía tiene al frente de las investigaciones un grupo de Infancia y Adolescencia y un grupo especializado de inteligencia de la Sijín y la Sipol para evitar que este crimen quede en la impunidad.

“Es un hecho que nos tiene consternados a todos. Desde la administración municipal hemos dispuesto de 15 millones de pesos de recompensa para la persona que brinde información que permitan dar con el paradero de él o los responsables de este atroz feminicidio jamás visto en nuestra sociedad”, manifestó Sierra Cassiani.

“Rechazo todo acto violento en contra de la mujer, expreso mi solidaridad con la familia y la comunidad educativa del municipio, entendiendo que las mujeres somos objeto de amor, fraternidad y ternura por lo que representamos para la sociedad. No hay Derecho, por eso exhorto a toda la comunidad a denunciar e invito a todas las mujeres que son víctimas de cualquier tipo de violencia a que denuncien y no permitan este tipo de situaciones”.

Las primeras hipótesis que se manejan en torno a este crimen dejan entrever que, al parecer, la joven recibió una llamada a las dos de la madrugada en su lugar de trabajo y salió sin decirle a sus compañeros a donde iba. Tampoco les comunicó a sus familiares. Todo indica que habría sido víctima de abuso sexual y le causaron cinco heridas con arma blanca en el cuello.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.