Hacía arreglos en una casa y descarga eléctrica lo mató

Quería salir adelante, llenar de regalos a su niña de ocho meses de nacida y enorgullecer a su familia. Por eso, Camilo Palacios Vásquez decidió hace un tiempo dejar a su natal Villanueva, norte de Bolívar, y mudarse a Cartagena.

En el barrio Policarpa encontró trabajo. Allá hacía labores de albañilería y así, trabajando, le llegó la muerte en la mañana del martes.

Cuentan sus familiares que Camilo, a las 8 de la mañana, estaba en una vivienda del sector Central realizando unos arreglos cuando, al parecer, subió a la parte del techo que está cubierto con láminas de zinc y recibió la descarga.

“Lo que sabemos es que él agarró una lámina y esa supuestamente entró en contacto con un cable que estaba en la parte externa de la casa. Él se quedó pegado a la lámina y otra persona que estaba en el sitio intentó despegarlo”, contó una familiar.

Camilo fue llevado al centro médico de Arroz Barato, pero nada se pudo hacer para salvarlo. Murió en el acto. “Camilo estuvo varias horas en la clínica porque los miembros del CTI se demoraron para hacer el levantamiento del cuerpo”, expresó la familiar.

En Policarpa lamentan lo ocurrido, ya que Camilo se había ganado el cariño de todos por sus deseos de laborar y salir adelante. En Villanueva, su pueblo, hay dolor por su partida.

“Esperamos que esto sirva de alerta o ejemplo para otros trabajadores y personas del común para que tengan cuidado a la hora de hacer arreglos o manejar cableados. Un descuido puede ser fatal”, finalizó la pariente.

El cuerpo de Camilo será trasladado a su tierra para su sepelio.

Otros casos

En Malagana -Mahates-, murió electrocutado Cristian Figueroa, de 22 años, quien subió a un árbol que hacía contacto con un cable energizado. Ocurrió el pasado 16 de abril. El primero de marzo la víctima fue un niño en el barrio 13 de Junio de Cartagena.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.