Saliendo de turno: así mataron a los 3 policías en Cartagena y Bolívar

Si había algo que tenía presente a cada momento en su vida el patrullero William Jesús Palacio Izquierdo era a Dios. En su perfil de Facebook se encuentran por doquier alabanzas, proverbios y videos religiosos que compartía con sus seguidores y contactos. Para Palacio Izquierdo, a punto de cumplir 26 años, era “Dios y mi familia”.

“Estaba en los caminos de Dios, era un buen hombre, apenas empezaba su vida, no es justo que con 26 años lo mataran de esa manera”, le dijo a El Universal esta mañana un hermano del patrullero asesinado el lunes en la mañana por sicarios en moto que lo interceptaron luego de terminar su turno en la Estación de Los Caracoles. 

“Mi hermano, la justicia divina será perfecta y Dios no se quedará con nada. Hoy somos nosotros los que sufrimos por tu partida, porque a un par de desadaptados les dio su gana de que así fuera. Nos queda la certeza de que Dios necesitaba quien le cantará las alabanzas con esa alegría que siempre las cantabas”, escribió un allegado en el perfil de William en Facebook.

Palacio llevaba seis años y cuatro meses en la Policía e iba a su casa en moto cuando dos sicarios en un vehículo similar se le acercaron por detrás y el parrillero le disparó directo a la cabeza. Murió cuando era trasladado a una clínica

El Comando de la Policía Metropolitana no ha revelado detalles de la investigación por el homicidio del patrullero Palacio Izquierdo; solo informaron en un comunicado de prensa que rechazan el crimen y ofrecen una recompensa de hasta 50 millones de pesos por información que contribuya a ubicar y capturar a los responsables de este hecho de sangre.

El uniformado cartagenero es uno de los tres policías que han sido asesinados en menos de tres días en Bolívar. Otros cuatro uniformados resultaron heridos en hechos similares ocurridos también en el departamento.

En El Carmen de Bolívar, el domingo en la tarde, sicarios que huyeron en moto mataron al patrullero Iván de Jesús Acosta Julio, de 30 años, mientras descansaba en su casa, en el barrio Los Laureles, sector El Campo. El uniformado estaba recién trasladado de Mompox.

La víctima más reciente es el también patrullero Antonio José Ramos Rodríguez, de 33 años y natural de Sincelejo. Estaba de civil desayunando en un local en la calle Bolívar, casco urbano de San Martín de Loba, cuando un sicario le disparó a quemarropa y sin mediar palabras. Su muerte fue en el acto. Un civil que estaba cerca resultó herido.

Esos tres homicidios se suman a otros casos ocurridos en Magangué, Regidor, Marialabaja y Simití también en el transcurso de los últimos tres días, y en donde resultaron heridos cuatro uniformados. El último de esos hechos sucedió en la noche del lunes en Simití, cuando un subintendente fue baleado en momentos que salía de la estación para comer. Recibió dos balazos en la espalda y su estado de salud es delicado.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.